Plantas Medicinales: Parte 3


En los últimos años, la popularidad de la medicina alternativa y las plantas medicinales, ha crecido considerablemente. Cada vez son más las personas que recurren a ella para controlar mejor el estado del organismo. Si bien, ninguna de esas medicinas sustituye a la tradicional, lo cierto es que la complementan.



  • Berenjena: su fruto combinado con aceite de coco se utiliza en cataplasmas para los tumores. Es un excelente reconstituyente cerebral. Su jugo es muy buen diurético. Sus hojas, en baños de asiento, son útiles contra las hemorroides. También puede aplicar cataplasmas de hojas en abscesos, herpes y quemaduras.
  • Berro: rico en vitaminas a, b, c y e, provisto de hierro, calcio, fósforo, arsénico, azufre, manganeso, cobre, zinc; esta planta ejerce una acción curativa sobre las vías respiratorias, indicadas en casos de tos, catarro, bronquitis. También tiene cualidades antianémicas y remineralizantes. Combate afecciones de las vías urinarias, hidropesía, afecciones cutáneas, favorece el crecimiento del cabello y afecciones bucales, incluyendo  encías débiles. Es recomendable comerlo crudo para los casos de nerviosismo, o bien tomarlo en jugo mezclado con zanahorias o leche. También puede preparar una infusión con vino para los dolores de hígado.
  • Cacao: es recomendable para enfermedades de la sangre y el corazón. La cáscara del fruto se prepara en decocción para casos de disentería. La grasa de la almendra se emplea contra la bronquitis, catarros y tos.  La manteca de cacao es recomendable para las grietas de los pezones; también puede combatir las hemorroides, quemaduras y escoriaciones. Puede preparar una pomada para estimular el crecimiento del cabello. 
  • Café: tonifica el sistema nervioso. Las semillas pulverizadas sin tostar se usan para el reumatismo y la gota. En infusión: para trastornos en la orina y expulsar cálculos renales. El café molido y ya colado sirve como cicatrizante; su infusión con un poco de limón alivia la jaqueca. Sus hojas tiernas sirven para madurar tumores.
  • Cariaquito morado: su fruto se utiliza en las enfermedades de los ojos. Las hojas se preparan en decocción para los catarros y afecciones bronquiales. Las flores se usan contra la lechina. En baños alivia las varices. La raíz contiene un alcaloide con efectos antiespasmódicos. La planta, en decocción, se usa para lavar los ojos, también agiliza el parto en las embarazadas.





Plantas Medicinales Parte 1
Plantas Medicinales Parte 2

Comentarios